Navegador: Inicio > Noticias

Los técnicos del USDA cruzan los dedos y lanzan los pronósticos agrícolas ucranianos para el ciclo 2022/23

Los técnicos del Departamento de Agricultura de EE.UU. (USDA) tienen este año una tarea por demás difícil: pronosticar qué volumen de productos agroindustriales logrará producir y (más complejo aún) exportar Ucrania en 2022/23.

Ucrania tiene buena parte de su territorio ocupado por fuerzas militares rusas, no tiene acceso logístico a las principales terminales portuarias y sus productores no cuentan con pleno acceso a los agroinsumos necesarios para aprovechar los suelos de unas de las regiones agrícolas más fértiles del mundo.

De todas maneras, alguna proyección debe hacerse para incluir en el balance de oferta y demanda mundial de productos agroindustriales que publica todos los meses el USDA.

En lo que respecta al cultivo de girasol, el mismo ya se fue sembrado y su cosecha debería comenzar en septiembre próximo para generar –según el USDA– al menos 9,50 millones de toneladas (-21% que en 2021/22) que le permitirían exportar 3,60 millones de toneladas en 2022/23 (-35%) para seguir ocupando el primer puesto en el ranking mundial.

En cuanto al trigo, que debería comenzar a cosecharse el mes que viene, el USDA estima que logrará levantar 21,5 millones de toneladas para lograr exportar 10 millones, casi la mitad que en el ciclo previo.

Por último, el maíz, que en 2021/22 generó una cosecha de 42,1 millones de toneladas, en el presente ciclo sería de 25,0 millones para generar una oferta exportable de 9,0 millones versus 23,0 millones en la campaña anterior.

El aspecto más complejo de predecir, obviamente, es el relativo a las exportaciones, dado que si el gobierno ucraniano no tiene acceso a las principales terminales portuarias presentes en el Mar Negro (principalmente por las instalaciones localizadas en Odesa y Mykolaiv), la posibilidad de concretar ventas externas –tal como sucede en la actualidad– solamente puede hacerse a cuentagotas por medio de canales logísticos caros e ineficientes, como el ferrocarril o pequeñas terminales portuarias localizada en el río Danubio.